El informe de coyuntura de CEOE-Tenerife pronostica que la economía canaria ralentizará este año su crecimiento hasta el 2,5%, ocho décimas menos que en 2017, debido al estancamiento turístico por la recuperación de Turquía y Túnez.

Además, se crearán unos 20.000 empleos y el paro bajará hasta el 20%, la cifra más baja desde finales de 2008. El Archipiélago alcanzará los 890.000 ocupados.

La patronal considera que el mercado turístico se va a estabilizar tras varios años batiendo récords, y es probable que haya pérdida de turistas en el segundo semestre del próximo año.

La inversión pública será la que tire del crecimiento.