La economía canaria crecerá alrededor de un 3% en 2015 y se crearán unos 30.000 empleos gracias al empuje del turismo y su influencia en el resto de sectores.

Son datos estimados por la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), apoyados en la recuperación económica del Archipiélago en 2014, cuando se registró un repunte del 2,2% de su producto interior bruto (PIB), hasta alcanzarse los 41.523 millones de euros.

Además se espera que este 2015 se cierre con unos 30.000 afiliados más a la  Seguridad Social.

Los datos de la CCE confirman que «rácticamente el 69% de los trabajadores cuentan con un empleo fijo. Durante el pasado año se suscribieron 69.230 contratos indefinidos, lo que representó un 22,4% más que en 2013, y otros 576.665 temporales, un 12,6% más.

La patronal destaca entre las claves de la buena marcha de la economía, la reducción de los costes financieros de la deuda, la recuperación de la demanda interna y reformas que han garantizado la estabilidad presupuestaria o la laboral.

El presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara, apostó por la racionalización de los recursos públicos para mantener la curva ascendente de la economía isleña.