El Gobierno canario aprobó ayer la oferta de empleo público aunque las oposiciones no se desarrollarán al menos hasta el año próximo, según estimaciones de los sindicatos públicos. La legislación permite al Ejecutivo un margen mínimos de tres años entre la convocatoria oficial y los exámenes.

Los representantes de trabajadores tildan la iniciativa del Gobierno como «precipitada», «electoralista» e «insuficiente», pues se realiza en pleno proceso electoral y será el Gobierno salido de las urnas el que deba gestionarla.

El consejero Francisco Hernández Spínola, admitió que los exámenes por categorías no se convocarán antes de noviembre y que el proceso para actualizar los temarios será largo. El portavoz de Sepca, Manuel González, da por seguro que las purebas no serán convocadas este año, por lo que esperarán a ver qué hace el próximo Ejecutivo, que no empezará a tomar decisiones hasta septiembre.

Tampoco gusta que la mitad de la oferta (141 plazas) sea para cubrir plazas que actualmente ocupan interinos, lo que se ve como un engaño por parte del Gobierno ya que anuncia la totalidad de las plazas como nuevas, no dando un trato específico a las interinidades. Esta convocatoria puede generar inquietud entre los interinos, según José Ramón Barroso, de CC OO.

Junto al as 141 plazas de nuevo ingreso, el Ejecutivo aprobó ayer otras 154 de promoción interna para funcionarios que ya prestan sus servicios en la Administración. Spínola explicó que los nuevos puestos de funcionarios convocados resulan del cumplimiento del tope legal permitido por el Gobierno central de reposición de los puestos que anualmente quedan vacantes en las instituciones públicas por jubilación, fallecimiento u otras causas sobrevenidas de sus titulares, limitado por la ley al 50%. Spínola detalló que el pasado año quedaron vacantes 282 plazas en la Administración canaria.

El decreto aprobado ayer prevé que el 85% de las nuevas plazas será para puestos de nivel medio y alto mayoritariamente en las dos islas capitalinas, mientras que exclusivamente para las islas periféricas se convocarán 20 plazas de administrativos y auxiliares administrativos.

Las expectativas que se habían creado en torno a la asignación de las plazas por categorías y departamentos no se han cumplido. Los sindicatos critican que se convoquen varias plazas de letrados y no de otras categorías más necesarias en otros departamentos de la Comunidad Autónoma.