Canarias se mantiene entre las regiones que menos reciben en inversión por habitante, a pesar de ser la única comunidad autónoma que incrementa la inversión directa del sector público estatal en el proyecto de Presupuestos para este año, alcanzando los 270,2 millones.

La media de inversión estatal per cápita es de 185 euros, mientras que las Islas reciben únicamente 126, es decir, 59 euros menos.

Aún así, las cifras se pueden considerar positivas para las Islas. Canarias es por primera vez la única región donde crecen los fondos, un total de 8,2 millones y un 2,5% desde los 261,8 del 2016, pero sigue siendo de las últimas en relación con su población. Mejora respecto a las cuentas del año pasado al reducirse el gasto estatal global en un 22,7%.

El fuerte recorte producido en la mayoría de las regiones acerca a Canarias a la media. La diferencia con la media estatal el año pasado (262 euros) fue de 115 euros. El peso de la inversión en las Islas respecto al total estatal fue del 2,4% en 2016, mientras que las nuevas cuentas alcanzará el 3,1%.

Por debajo de Canarias se sitúan ahora Navarra y Comunidad Valenciana.

El incremento de las transferencias al Archipiélago para los convenios de infraestructuras y empleo, han mejorado la financiación y la cobertura de los servicios públicos esenciales para los isleños, sanidad, educación y servicios sociales. Este incremento de los fondos corrige la posición de Canarias en la tabla real de la inversión estatal. La suma de estas partidas, sitúa la cifra de la inversión indirecta en 296,5 millones. Sumando la inversión directa y las transferencias de capital, los fondos estatales alcanzan los 566,7 millones, sin contar las subvenciones al transporte.

La aportación para los canarios supera la media cuando se suman estos convenios, al situarla en 264 euros por habitante.