El Archipiélago canario concentró el año pasado el 23% de los 2.000 millones de euros de inversión turística en España.

Las compraventas de establecimientos alojativos sumaron en las Islas más de 450 millones de euros en 2016, cantidad solo superada por Madrid, que acaparó el 43% del total invertido.

Seis de las principales catorce transacciones se dieron en el Archipiélago, según el informe Expectativas 2017 elaborado por la consultora Deloitte.

Según Deloitte, el dinamismo de 2016 se sostuvo por los buenos resultados macroeconómicos por los bajos precios del petróleo, los tipos de interés cercanos a cero y el euro en niveles mínimos frente al dólar. La tónica inversora se mantendrá este año.