Canarias cuenta hoy con 46.000 ocupados menos que en 2008 pero 30.000 más sin regularizar.

En el período enero-marzo de 2008, había en el Archipiélago 857.400 ocupados. Ocho años después, según los datos de la última EPA para el primer trimestre del año, los ocupados son 811.800, es decir, 45.600 menos.

Las cifras evidencian la gran destrucción de empleo durante la crisis, así como cierta recuperación del mercado laboral. Sin embargo, son cada vez más los canarios que han de buscarse la vida sin contrato y sin cotizar a la Seguridad Social.

En aquel primer trimestre de 2008, los afiliados a la Seguridad Social sumaban 787.511. Había entonces 69.889 personas en las Islas en la economía sumergida.

A 31 de marzo, los afiliados a la Seguridad Social en la Comunidad Autónoma eran 712.367. En consecuencia, ya son un total de 99.433 los canarios ocupados en actividades fuera de la ley.