Los representantes de tres destacadas sociedades implantadas recientemente en Canarias, en el marco de la ZEC, se quejaron de que las Islas no disponen de mano de obra cualificada para dar respuesta a su demanda. El talento y los jóvenes cualificados existen, pero falta formación específica.

«Se puede mejorar en las universidades. Son buenas pero hay que mejorar su competitividad». «En las Islas falta la cultura del aprendizaje y la formación». Son algunas de las afirmaciones de los representantes de estas empresas.

También se indicó que el problema en Canarias es que había gente formada pero no especializada, lo que podría solventarse con cursos especializados impartidos por la propia empresa.