El Gobierno de Canarias costeará una parte de los nuevos contratos a parados de larga duración, contribuyendo a la colocación de más de 200 personas en el último trimestre del año y aplicando la medida también en 2017.

Las empresas canarias que saquen del paro a desempleados de este colectivo recibirán una subvención máxima de entre 5.000 y 2.500 euros en función del tipo de contrato. Esta ayuda tendrá que destinarse a los pagos de las cuotas a la Seguridad Social del nuevo trabajador.

La ayuda será de un máximo de 5.000 euros en los casos de contratos indefinidos a jornada completa y de 2.500 euros si el convenio es temporal, siempre que este dure un mínimo de seis meses. La subvención podrá incrementarse en mil euros cuando el nuevo trabajador tenga más de 45 años, siempre procediendo de una situación de paro de larga duración.

La convocatoria de estas ayudas, que cuenta con un presupuesto inicial de un millón de euros, se publicará el próximo mes.