Canarias asumió el pasado viernes la presidencia de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas de la Unión Europea (CPRUP). El ejecutivo regional deberá concretar a partir de ahora los objetivos y prioridades.

Fernando Clavijo presentó el plan de trabajo que las islas desarrollarán en un año. Desde ese momento, el Gobierno canario deberá concretar esos objetivos.

Canarias busca impulsar durante su presidencia tres grandes ejes de actuación. El primero, avanzar en ámbitos prioritarios de interés común, lo que implica trabajar para concretar la nueva estrategia europea para las RUP a partir de 2021.

Asimismo, busca impulsar desde Canarias un análisis y valoración exhaustiva de la nueva Comunicación de la Comisión.

Otro de los propósitos del Gobierno canario es trabajar para mejorar la política de vecindad en las regiones, retomando los Planes de Vecindad Regional solicitados por la propia Comisión Europea y analizando las acciones comunes en cuanto a las energías limpias, el crecimiento azul y la economía circular.

Clavijo admitió que la presidencia de la CPRUP supondrá para Canarias un trabajo extra para prestar especial atención al impacto de los acuerdos internacionales en las regiones, sobreo todo en los Acuerdos de Partenariado Económico y la negociación del Brexit.

También estarán muy pendientes de la comunicación externa de las RUP, impulsando iniciativas que dinamicen la visibilidad de su cooperación y la imagen de la Conferencia de Presidentes RUP.