El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, destacó ayer, en la inauguración del pabellón de Canarias en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), que el archipiélago se sitúa como «potencia mundial» en turismo, pero no debe «bajar la guardia» y en 2018 hay que fidelizar al turista e impulsar el turismo de excelencia y calidad.

En su opinión, hay que «fortalecer los cauces que permitan compaginar la actividad política con la sostenibilidad y el desarrollo social» para que el turismo ayude a impulsar otros sectores y generar empleo y riqueza a las familias.

Clavijo recordó que gracias al esfuerzo y la unidad de administración pública y sector privado, Canarias recibió más de 16 millones de turistas en 2017 y la facturación superó los 18.000 millones de euros. Esto representa la quinta parte de los ingresos que el Estado recibe del turismo.

Además, el archipiélago se coloca como una de las comunidades con mayor rentabilidad por habitación.

El presidente destacó que el pasado año se hizo un gran esfuerzo por diversificar la oferta, mejorar la información y la renovación hotelera y aumentar la conectividad aérea.

Así, Clavijo insistió en invertir «más y mejor», contando con mayor ayuda y atención del Gobierno central para ser tenidos más en cuenta en las decisiones estratégicas.