El informe Situación Canarias elaborado por BBVA Research, concluye que la economía isleña crecerá el 2,9% y el 2,8% entre los años 2016 y 2017, por encima de la media nacional y el 0,5% más que en los tres últimos ejercicios, logrando así cuatro años consecutivos de incremento.

BBVA Research se apoya en tres aspectos básicos. En primer lugar, que la economía canaria se desenvuelve en un entorno positivo, marcado sobre todo por las exportaciones de bienes y servicios y por el buen comportamiento del turismo.

En segundo lugar, la creación de empleo en los próximos dos años se situará en los 68.000 puestos de trabajo, alcanzando el nivel de antes de la crisis. Sin embargo, Canarias seguirá manteniendo una tasa de paro del 25%, y dicho empleo tendrá unas altas dosis de temporalidad y salarios por debajo de la media.

Y en tercer y último lugar, la incertidumbre política es uno de los riesgos que pueden hacer peligrar este aumento de la actividad económica.

Hay dos circunstancias muy ventajosas para Canarias. La caída del precio del petróleo, que disminuirá el gasto en el transporte, y el haber cumplido con el objetivo del déficit.

Además, la aceleración de la actividad en la UE y la depreciación del euro frente a la libra esterlina contribuirán a la llegada de más turistas el próximo año.

En cuanto a los factores internos, el informe destaca la demanda doméstica, apoyada en el avance de la renta disponible de las familias, en unas condiciones de financiación favorables y en el aumento del gasto primario del Gobierno de Canarias.