Turquía y Egipto, grandes competidores turísticos de Canarias, se están recuperando exponencialmente, tras años de declive. Las reservas de paquetes turísticos en el destino turco han aumentado un 144% respecto al pasado año. Por su parte, en Egipto han crecido un 73%.

Estos datos se expusieron ayer en el foro de marketing turístico Overbooking, celebrado en el auditorio Alfredo Kraus de las Palmas de Gran Canaria.

A pesar de estas cifras, Canarias y el conjunto de España están conteniendo la caída de visitantes, y mantienen buenas expectativas. El país perdió un 4% de ventas de paquetes este verano, pero las reservas para la campaña de invierno se mantienen al mismo nivel que las del pasado año, según se indicó en este foro.

A favor de España hay varios factores, como por ejemplo que las garantías que ofrece el país hacen que los turoperadores europeos sean los primeros interesados en mantener las capacidades.

Además, estos países competidores no podrán mantener en el tiempo la política de precios superreducidos.

En el caso de Canarias, este año se cerrará probablemnte con el segundo mejor resultado histórico tras el de 2017. Los esfuerzos deben centrarse en mantener la calidad del producto y los ingresos.

El archipiélago acumula 9 millones de turistas extranjeros hasta agosto, un 3% menos que en 2017.