El Gobierno de Canarias terminó febrero con un déficit público de 34 millones de euros, equivalentes al 0,08 % del producto interior bruto (PIB) de la comunidad autónoma,cifras ligeramente superiores a las que presentaba hace un año en la misma fecha (23 millones, 0,06 %).

El déficit del conjunto de las comunidades autónomas ascendió a 865 millones de euros en los dos primeros meses del año, un 54,2 % menos que en el mismo período del año anterior, debido al incremento de las transferencias del Gobierno central.

Sólo cinco comunidades (Asturias, Galicia, La Rioja, Navarra y el País Vasco) tenían superávit presupuestario en esos dos primeros meses, aunque la mayor parte de ellas mejora los resultados del año anterior.

El déficit más elevado en porcentaje del PIB es el de Extremadura, y en valores absolutos, el peor resultado presupuestario es el de Madrid, con una desviación de 299 millones de euros.

La desviación presupuestaria de las comunidades, que a finales de 2014 alcanzó el 1,66 % del PIB, es del 0,08 % en los dos primeros meses del año, 0,10 puntos menos que en febrero de 2014.

El mejor comportamiento de las autonomías se debe al incremento de los recursos no financieros aportados por el Gobierno central, con un crecimiento del 5,4 %, en tanto que las transferencias a las entidades locales crecen un 6,3 %.

El déficit público se situó en 10.285 millones entre enero y febrero, una rebaja del 3,9%. La Administración Central registró un déficit de 11.591 millones a finales de febrero, equivalente al 1,07% del PIB, igual que en el año 2014.