Los Presupuestos Generales del Estado para 2016 sitúan al Archipiélago en el último lugar de todo el Estado en inversión directa, con 122,9 euros por habitante.

El total que el Ejecutivo destina a los Presupuestos ha disminuido un 1%, con 115,3 millones menos que en 2015, y Canarias pierde un 2,7% respecto al ejercicio actual.

Las Islas se mantienen lejos de la media nacional en inversión directa por habitante, que en 2016 es de 237,9 euros por persona. La diferencia es de 115 euros.

De las nueve comunidades que están por debajo de la media estatal, todas recibirán el próximo año más dinero por habitante respecto a 2015, excepto Canarias y Murcia.

El primer lugar de la tabla lo ocupa Castilla y León con una previsión de gasto per capita de 585,5 euros. Baleares y Canarias, en las últimas posiciones, presentan diferencias de hasta 462 euros en inversión por habitante con los primeros lugares.