Canarias es, junto a Madrid, Baleares, Cataluña y Valencia la región con mayor presión de la demanda y una mayor reactivación de los precios del mercado inmobiliario.

En el conjunto del país el repunte de los precios fue del 2,8% en el segundo trimestre y del 5,1% en el último año.

Con 17.898 viviendas vendidas en el último año y 4.678 en el trimestre, Canarias acapara el 6% de las ventas nacionales.

La provincia de Las Palmas registró 9.782 operaciones, un 9,6% más. En la de Santa Cruz de Tenerife se cerraron 8.116, creciendo un 6,15%.

El 70% de las operaciones fueron de vivienda usada, (+63%). Las ventas de casas nuevas cayeron un 37% en el último año.

Durante el mes de junio se cerraron 1.065 préstamos hipotecarios, un 48,3% más que un año antes. Respecto al mes anterior el alza es del 40%.

En el conjunto del año se han cerrado en las Islas 5.537 hipotecas, un 12% más que en el primer semestre de 2014.

La previsión es que el sector siga creciendo de la mano de la banca y la concesión de crédito.