La demanda de trabajadores para cubrir puestos con baja cualificación, relacionados sobre todo con el turismo, sigue impulsando el mercado laboral canario.

Los puestos con mayor demanda se concentran en restaurantes, hoteles, tiendas y cocinas. Camareros asalariados encabezan la lista de ocupaciones más demandadas, que materializó en junio 11.155 contratos en el Archipiélago, es decir, el 15% del total de los firmados ese mes.

La segunda profesión más demandada es la de personal de limpieza de oficinas y hoteles, con 9.559 contratos suscritos el mes pasado que significaron un incremento de un 10% respecto a junio de 2016.

En cuanto a la duración de los contratos, en junio solo el 11,3% fueron indefinidos. Esos 8.377 nuevos puestos de trabajo fijos representaron un incremento de un 13% respecto al mismo mes del pasado año. El resto, otros 65.639 contratos, fueron temporales. Entre estos, destacaron los 45.317 con una duración de menos de seis meses, cifra un 8,5% mayor respecto a hace un año.

Siguen creciendo los minicontratos temporales en las islas: en junio, el 29% de los contratos tenía una duración inferior a un mes. Esta modalidad ha crecido en el último año un 19%.