Cajasiete pretende convertirse en la entidad de referencia de las pymes y autónomos canarios, para lo que ha puesto en marcha desde ayer una línea especifica de crédito para financiar sus inversiones por un importe de 300 millones de euros.

Con esta medida, Cajasiete busca que las empresas canarias crezcan, «facilitando sus vías de financiación para proyectos, modernización de las empresas, adaptación a nuevas tecnologías, compra de equipamiento o de naves industriales, etcétera».

Dada la situación de la economía actual, Cajasiete estima que «es un buen momento para que las empresas comiencen a acometer inversiones, dado que, además, los tipos de interés actuales son muy atractivos».

A esta línea de crédito podrán acceder  las pequeñas y medianas empresas, incluyendo a los autónomos y cooperativas, para lo cual pueden tramitar sus créditos en cualquier oficina de la entidad o a través de la unidad específica de empresas, que pone a disposición de los clientes gestores especializados y un catálogo de productos con soluciones orientadas a este segmento de clientes.

Los créditos no tendrán límite, permaneciendo esta iniciativa abierta hasta que se agoten los fondos.