Según las estimaciones de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife) para 2016, el crecimiento económico se reducirá hasta el 2,6%, lejos del 3% de 2015, debido al descenso de la confianza empresarial y del consumo.

El último mes la confianza del consumidor cayó en 8,3 puntos, en gran parte por la actual incertidumbre política. En un escenario de nuevas elecciones, la economía canaria podría caer hasta el 20%.

En términos de empleo, esta caída supondrá 5.000 empleos menos a tiempo completo en Canarias, que se restarían a los 15.000 que se estima se creen durante este año.

La previsión para este año señala que el turismo seguirá siendo el motor del crecimiento económico, con una cifra de visitantes extranjeros estable y un aumento de los turistas nacionales del 6,3%, unos 100.000 más hasta alcanzar los 1,7 millones, todavía lejos de los dos millones de antes de la crisis.