Las tiendas de los centros comerciales y de las zonas abiertas de las principales ciudades canarias iniciaron el viernes el primer día de rebajas de verano, constatando el despegue del consumo, con un aumento significativo de la afluencia.

Los comercios abrieron el pasado 1 de julio sin grandes aglomeraciones, con descuentos de hasta un 50%, y con la certeza de que esta será la tercera campaña consecutiva de incrementos en la facturación.

Tanto la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan) como la Federación del Comercio de Las Palmas (Fedeco), coincidieron en que la afluencia del primer día consolida las expectativas del sector de elevar en esta campaña entre un 5% y un 6% las ventas respecto al año pasado.