El jefe de Unidad del Posei en la Comisión Europea se comprometió ayer en una reunión con los agricultores canarios a reconvertir las subvenciones y mantenerlas aunque se produzca un brexit duro.

Representantes de los agricultores de las islas están manteniendo una ronda de contactos con integrantes de la CE para minimizar el impacto del brexit en el tomate y frenar los recortes propuestos hace unos meses sobre el Posei.

Los tomateros canarios reciben unos 3,3 millones de euros del Posei, que se reparten entre la producción y la comercialización. La primera se mantendrá tras el brexit pero la segunda se perderá en las exportaciones al Reino Unido al haberse convertido éste en un tercer país.

Además los tomateros reciben 3,2 millones de ayudas al transporte que también se perderán si la UE no pone soluciones.

El sector confía en que la UE articule los mecanismos necesarios para que se mantenga el nivel de ayudas.