Según BBVA Research, los visados de nuevas viviendas crecerán en torno al 30% en tasa anual en 2016. Se estima que el precio medio de los pisos subirá un 3% de media durante este año y las ventas crecerán un 10%, con unas 440.000 viviendas vendidas.

El informe de la entidad correspondiente al primer trimestre del año, destaca que las perspectivas en torno al sector son “positivas”, ya que tanto la evolución del empleo como la renta de las familias “tendrán un comportamiento positivo y continuarán estimulando la demanda de vivienda”.

La solicitud de visados en el Archipiélago rozó el 25%, inferior a la media nacional del 42,5%.

Si en 2014 las viviendas terminadas cayeron en todas las comunidades autónomas, en 2015 comenzaron a darse síntomas de recuperación en algunas de ellas, como Murcia, Madrid, Canarias o Extremadura.