El BBVA eleva en 0,4 puntos su previsión de crecimiento del PIB español para 2016, situándolo en el 3,1%. Sin embargo, rebaja otros 0,4 puntos la de 2017, hasta el 2,3%, por el deterioro del entorno exterior ligado principalmente al brexit.

El informe prevé que la recuperación y creación de empleo continuarán, pero apremia a reducir la incertidumbre sobre la política económica que debe ponerse en marcha en los próximos años.

Según el estudio, la fortaleza de la demanda interna sigue determinando de la evolución del PIB.