La llegada de visitantes internacionales a Canarias bajó en mayo un 7,3% respecto al mismo mes del pasado año, según los datos de Aena. El repunte del turismo nacional no pudo compensar esta importante pérdida.

Los aeropuertos canarios registraron un total de 3.345.164 movimientos de pasajeros en llegadas y salidas de vuelos internacionales y nacionales, un descenso del 1,5% interanual. Es el primer retroceso global de viajeros que sufre Canarias desde abril de 2018.

En mayo de este año se contabilizaron 1.516.011 pasajeros en vuelos nacionales e interinsulares, una subida del 6,2%. Sin embargo, el tráfico internacional descendió en mayo un 7,3% interanual, sumando 1.801.689 pasajeros.

Fuerteventura sigue siendo la isla más perjudicada, con una caída del 11,2%. Gran Canaria perdió un 4,5%. Lanzarote y La Palma tuvieron mínimos descensos del 0,4% y el 0,1% respectivamente. Se mantienen en cifras positivas Tenerife Sur (+5,2%), Tenerife Norte (+1,4%); El Hierro (+1,8%); y La Gomera (+5,3%).

En lo que llevamos de año los aeropuertos canarios han registrado 18,7 millones de pasajeros, un 1,3% más que en el mismo intervalo de 2018. El tráfico nacional ha crecido un 8,3%, mientras el internacional ha bajado un 1,9%.