La ministra de Empleo, Fátima Báñez, anunció ayer que llevará a diálogo entre sindicatos y patronal una ayuda directa de 430 euros mensuales, durante un máximo de 18 meses, para los jóvenes que consigan un contrato de formación.

En Canarias hay 25.952 menores de 30 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía, el 4% del total del Estado. Estar dado de alto aquí es obligatorio para optar a la ayuda.

La medida se pondrá en marcha en un plazo breve, en tanto que se perfilen los detalles en el marco del diálogo social y con las comunidades autónomas.

Este anuncio es un nuevo paso en la estrategia de incentivar la búsqueda de empleo entre los grupos de jóvenes que no estudian ni trabajan. Impulsa la búsqueda de un contrato de formación, puesto que a la cantidad que les pague la empresa se sumarán estos 430 euros.

La ayuda tendrá una duración de al menos un año y, además, habrá bonificaciones para las empresas que conviertan los contratos temporales en indefinidos.