La empresa Rodrigonsa ha decidido aportar el 5% de sus ventas en todo el archipiélago de los productos La Irlandesa y Citterio al Banco de Alimentos para ayudar a los más desfavorecidos en estas fechas.