Ayer se aprobó en el Consejo de Ministros inyectar 20.000 millones de euros para avalar a las empresas los créditos ICO que soliciten a las entidades financieras para afrontar las consecuencias económica causadas por el COVID-19 y el Estado de Alerta.

De estos 20.000 millones, 10.000 van dirigidos a avalar el 80% de los créditos que soliciten pymes y autónomos. Los otros 10.000 son para grandes empresas, avalando el 70% de la nueva financiación y el 60% de renovación de créditos.

Los créditos irán destinados a dotar a las pymes y autónomos de liquidez suficiente para el pago de nóminas, alquileres, proveedores y cualquier eventualidad económica que se le haya presentado a la empresa. Asímismo, se acordó que los créditos se aprueben con carácter retroactivo a la fecha en la que se declaró el Estado de Alerta.

Los créditos se podrán solicitar hasta el mes de septiembre de 2020, y se plantea una amortización de 5 años.

No se ha fijado el tipo de interés, ni el coste de los avales, pero se ha pedido por parte del ministerio a las entidades financieras moderación en los mismos.

Ya se pueden solicitar dichos créditos, sin limitación de que actividad económica desarrolle la pyme o el autónomo, ni tampoco se ha limitado la cuantía.

A medida que se vayan realizando operaciones financieras se podrá inyectar más dinero para avalar estos créditos ICO Covid-19.