Canarias sigue atrayendo mano de obra extranjera, con un mayor crecimiento entre ciudadanos de fuera de la Unión Europea una vez superada la crisis.

En los últimos cuatro años, el tirón del turismo generaba más trabajo entre los europeos por la demanda de idiomas. Sin embargo, en los últimos meses la recuperación de otros sectores como la construcción y las actividades vinculadas ha hecho que crezca más la contratación entre los no europeos. En el último año, casi dos de cada diez nuevos afiliados en las islas fueron al sector de la construcción.

Julio acabó con un total de 96.424 afiliados extranjeros en Canarias, un 1,2% más en tasa mensual y un 7% anual (6.318 más). A nivel nacional hay más de dos millones de cotizantes foráneos (+8% interanual).

Del total de cotizantes extranjeros de Canarias, los europeos suman 52.992 frente a los 43.432 de fuera de la UE, pero con un mayor aumento de estos últimos.

La hostelería, con 37.105 afiliados extranjeros; el comercio, con 16.619 cotizantes y la construcción, con 5.291, emplean al 61% de los foráneos en las islas.

Los italianos siguen siendo el grupo más numeroso, con 17.573 afiliados.