La economía canaria cuenta con 6.283 empresas constructoras de edificios, un 43% menos que las 10.970 que había en 2008. Pero el dato supone el primer incremento desde el estallido de la crisis.

Las nuevas empresas que se están constituyendo tienen además un importante valor añadido para la economía del Archipiélago, ya que cuentan con personas con amplia formación.

Las empresas de promoción inmobiliaria, estrechamente vinculadas a la construcción, si que continúan su caída. Las promotoras en 2008 eran 3.659, mientras que ahora son 2.565.

Todo el conjunto de empresas de construcción de edificios suma 8.848, casi 5.800 menos que en 2008 pero 93 más que en 2014.