Astican ha proyectado en el muelle Reina Sofía un centro de larga estancia, ante el apuro de los armadores de encontrar lugar para atracar sus plataformas.

El proyecto incluye un centro de mantenimiento a flote para buques y plataformas offshore en larga estancia.

Se invertirán cinco millones de euros para acondicionar la zona y poder albergar hasta tres unidades offshore.

Esta previsto crear dos muelles de 12 metros de eslora y 12 de manga y montar pasarelas metálicas, con capacidad para hasta tres nuevos puntos de atraque.

El proyecto prevé una facturación anual de este centro de 3,9 millones anuales. El Puerto se embolsaría un canon anual de 325.000 euros.