Los industriales canarios temen que la incertidumbre política frene el crecimiento y la creación de empleo del sector, que ha creado 2.000 puestos de trabajo en el último año.

Asinca reclama al Gobierno más apoyo a la industria. Un primer paso es la campaña para el consumo de productos canarios, que en años anteriores se hacía con fondos de Asinca exclusivamente. La Asociación espera que la próxima cuente con algún dinero del Ejecutivo.

Por otro lado, los industriales apoyaron la Ley de Suelo impulsada por el Gobierno, entendiendo que es una oportunidad para racionalizar el suelo destinado a la industrial, abaratarlo y modernizar las actuales infraestructuras obsoletas.

El objetivo final es incrementar el peso de la industria en el conjunto de la economía canaria. Eso permitirá avanzar hacia la diversificación e incrementar la calidad del empleo.

Asinca considera que la simplificación legislativa y agilización en la tramitación que aporta la nueva ley posibilitará acercarse a su objetivo de representar el 10% del PIB canario en 2020, actualmente del 8%.