La patronal hotelera Ashotel advirtió ayer de que regular por ley la plantilla mínima de trabajadores en un hotel, como plantea el PSC en una propuesta que se vota hoy en el Parlamento regional, vulnera la libertad de empresa, rompe la unidad de mercado y puede ser inconstitucional.

Según el texto de la enmienda socialista, se busca regular en el sector canario de la hostelería que las plantillas de trabajadores cumplan «las condiciones de dotación mínima de personal, en diferentes categorías, establecidas reglamentariamente». Además, se añade que el Gobierno de Canarias, en la reglamentación turística, establecerá la dotación mínima de personal en función de la categoría y la circunstancias del establecimiento.

Ashotel, que se ha manifestado en contra de esta propuesta en reiteradas ocasiones, ha encargado un informe sobre esta enmienda a su asesor, en el que se advierte de la inconstitucionalidad, porque vulnera hasta cuatro principios.

Fijar una plantilla mínima en la hostelería supone la directa intromisión de los poderes públicos en la organización, puesta en marcha y competitividad de las actividades alojativas, se indica en el informe de Ashotel.