La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga) teme que la huelga de estibadores afecte al abastecimiento alimentario de las Islas, tanto para la población como para el sector ganadero.

Manifiestan también su preocupación por los retrasos que puedan darse en la entrada de productos, materiales o equipamiento necesarios para el desarrollo de la actividad agraria.

Por ello, la organización demanda al Gobierno de Canarias el establecimiento de un sistema de autoabastecimiento local más potente para minimizar el impacto de estas acciones.