El Parlamento de Canarias aprobó ayer el proyecto de ley de presupuestos para el año 2020. El Gobierno cuatripartito dispondrá de 8.066 millones para gasto, con unas cuentas consolidadas que alcanzan los 9.569 millones de euros, un 8,75% más.

El presupuesto incluye un aumento del gasto social en 352,1 millones, el mantenimiento de las inversiones y un crecimiento del 13,6% en partidas de apoyo a los sectores productivos. Además, contemplan una revisión fiscal que eleva el IGIC del 6,5% al 7%.

El argumento del Gobierno para subir la presión fiscal es el aumento del gasto social. Con ello se podrá financiar la dependencia, la atención a los mayores y la renta mínima ciudadana, cuya creación se aprobará por ley el próximo año.

En conjunto, el gasto social pasa de representar el 72,5% del presupuesto de 2019 al 75% en 2020.

A partir del 1 de enero, el IGIC sube medio punto, del 6,5% al 7%. En el impuesto de sucesiones y donaciones se reducen progresivamente las bonificaciones a las cuotas superiores a 55.000 euros y se eliminan a partir de 305.000.

También subirá el IRPF para rentas superiores a 90.000 euros, los impuestos al tabaco y al juego y el IGIC de la telefonía y de la electricidad, en este caso con la excepción del consumo doméstico.