El Consejo de Ministros aprobará esta semana el «Plan de choque por el empleo juvenil», un conjunto de medidas que incluyen incentivos a la contratación de desempleados menores de 30 años con bajo nivel de cualificación. Incluye un plus salarial de 430 euros para trabajadores jóvenes contratados en prácticas y una nueva modalidad de jubilación parcial con contrato de relevo.

Los jóvenes con un bajo nivel formativo que accedan a un contrato para la formación y el aprendizaje, recibirán una ayuda complementaria de 430 euros al mes durante un período máximo de 18 meses, ampliable a 36 en el caso de trabajadores con discapacidad.

Los jóvenes deben estar inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil.

Se reducirá la edad de acceso a la jubilación parcial cuando lleve aparejada la contratación indefinida y por tiempo completo de un joven que carezca de experiencia y cualificación para el puesto.

Se mejora el contrato de formación y aprendizaje para impulsar la FP dual en el ámbito de las pymes. Asimismo, se equiparará el contrato del trabajo en prácticas al contrato de formación en materia de bonificación en las cotizaciones sociales y de incentivos para la conversión en indefinido.