El Consejo de Ministros aprobó ayer una nueva prórroga de cuatro meses de los ERTE, hasta el 31 de enero. Más de 83.500 trabajadores canarios que siguen en ellos mantendrán la protección.

El comercio y la hostelería entran en el nuevo acuerdo, lo que permite a más del 60% de las empresas del archipiélago seguir acogiéndose a estas ayudas, aunque reclamaban mantenerlas hasta Semana Santa.

Habrá tres tipos de ERTE:

  • De suspensión, para empresas afectadas por cierre decretado por la administración o que llevan meses cerradas.
  • De limitación de actividad, para las que tienen restringida su actividad.
  • Por sectores, limitados a determinadas actividades económicas vinculadas a actividades turísticas.

Los trabajadores en ERTE seguirán cobrando el 70% de su base reguladora y no les computará para su prestación por desempleo.