Hoy entramos en la fase cero de la desescalada. Los pequeños comercios tienen autorización para volver a abrir, con ciertas condiciones.

Muchos de estos establecimientos llevan más de mes y medio cerrados totalmente. Algunos han continuado la actividad de manera online.

Existe desconcierto entre muchos propietarios de estos negocios por el protocolo a seguir, tras demandar durante las últimas semanas mayor claridad en las normas y más equipos de protección individual para garantizar la salud tanto de sus trabajadores como de sus clientes.

La reapertura será parcial. Los establecimientos generales tienen que cumplir un estricto protocolo de seguridad e higiene, mientras que los bares y restaurantes solo podrán atender pedidos a domicilio o para llevar, sin que los clientes puedan acceder al interior o a las terrazas.

Aunque la actividad comience hoy a recuperarse, la situación es preocupante. Y mucho más para el pequeño comercio. Hay escasez de material de protección y dificultades para readaptar muchos negocios pequeños que no tienen capacidad económica para afrontar reformas.

En Cecapyme ya reivindicamos que los ERTE en el comercio tengan una regulación similar a la del turismo.

Con este panorma, la mitad de las pymes, y más en el comercio, pueden no volver a abrir más.

Resumen de condiciones de apertura aquí