El Gobierno ha llegado a un acuerdo para “derogar la reforma laboral de 2012”, según un comunicado oficial.

No se han concretado los detalles, pero sí se indica que la temporalidad, la precariedad y el desempleo son las principales “anomalías del mercado español” a las que hay que poner solución.

El comunicado solo explica que los trabajos se harán “cumpliendo con los compromisos adquiridos tanto en el programa de coalición como en el Plan de Recuperación aprobado por el Consejo de Ministros y enviado a la Comisión Europea”.