Expertos en derecho fiscal de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad Europea de Canarias (UEC), recomiendan que los ingresos provinientes de las ayudas del Posei y del REA se incluyan tanto en el Impuesto de Sociedades como en el IRPF del año 2018, para que puedan beneficiarse del 50% de la bonificación fiscal.

Se basan en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), donde se blinda la deducción de estas compensaciones a la lejanía e insularidad que tienen los agricultores y ganaderos canarios a la hora de producir, al entenderlas como parte del precio para poder ser competitivos. Además, se posibilita a los productores solicitar a Hacienda la devolución correspondiente, siempre que no hayan pasado más de cuatro años y que no se cuente con una sentencia en firme.

La Agencia Tributaria ha rechazado esta posible retroactividad presentando un recurso al Tribunal Supremo (TS) para solicitar que la inclusión de estas ayudas en el cómputo de la bonificación fiscal del 50% del IS y del IRPF solo sea posible a partir del 1 de enero de 2019.

Para el Estado, la devolución de estas cuantías supondría unos 24 millones de euros en total si se contabilizan los cuatro años en los que se puede presentar una reclamación.