antoniorodHay dos razones imperiosas que me llevan a escribir este artículo.

La primera razón es para mi una muy “triste” y que ha aparecido en todos los medios de comunicación: Canarias baja sus exportaciones casi un 18% en el año que acaba hace escasamente 2 meses, es decir, el año 2016.

Canarias, al igual que en el resto de España, ha disfrutado en 2016, un año fantástico de crecimiento turístico, sin embargo mientras toda España ha seguido creciendo las exportaciones, nosotros en Canarias, a pesar del gran crecimiento del turismo, bajamos las exportaciones, a pesar de tener, según usted, el mejor REF de la historia.

La exclusión social se ha mantenido en los mismos niveles, igual ha ocurrido con la pobreza, respecto al paro seguimos siendo auténticos campeones, perpetrándose en la sociedad una profunda sensación de abandono por parte de nuestras autoridades, de las que poco o nada esperan ya las personas que se encuentran en estas situaciones.

Usted, señor presidente, ha realizado visitas a todos los embajadores presentándoles lo fantástico de la zona ZEC, ese increíble tipo del 4% de impuesto directo que pagarán todas las sociedades mercantiles que operen en ella, la mejor fiscalidad de toda Europa, mientras los que vivimos en Canarias que pagamos los mismos impuestos que se pagan en el resto del territorio nacional (salvo Ceuta y Melilla) nos quedamos ojipláticos.

Y digo que nos quedamos ojipláticos, atónitos, porque pienso que la responsabilidad primera y última de cualquier gobernante debe ser procurar el bienestar social y económico de sus gentes, de su pueblo y sólo después de garantizar dichas circunstancias iniciar sendas de investigación para captar empresas o capitales foráneos, a los que ofrecer mejores condiciones fiscales de las que existen en el resto del territorio nacional.

Señor Clavijo en todo caso no es solamente su responsabilidad, en absoluto, ya que todas las personas que han pasado por el Gobierno de Canarias desde el año 1991, todas, que han sido muchas han defendido este modelo de Régimen Fiscal para Canarias. Un modelo basado netamente en privilegios para las empresas, exclusivamente articulación de instrumentos que permitan a éstas una menor tributación. Dicha responsabilidad la comparten también aquellas personas que han estado y están en el Parlamento de Canarias, ya que por desgracia, este modelo, este REF ha contado con la unanimidad de el arco parlamentario, cobrando dietas vivan o no en Tenerife que señor Clavijo, nosotros los canarios les pagamos, aunque lo pasemos mal, somos muy solidarios. Y además se justifican las mismas, porque nosotros no queremos que ustedes sepan lo que es la lejanía, el aislamiento, el fraccionamiento del territorio y que estas circunstancias implican unos costes ¿se da cuenta señor presidente de lo fantásticos que somos los canarios?

La segunda razón que motiva este artículo es que he oído qué están Vds. dialogando, para realizar una “Reforma Profunda” del sistema fiscal. Pues bien, señor Clavijo me ha venido a la memoria que cuando tuvo la amabilidad de visitar, hace unos meses, la confederación canaria de la pequeña y la mediana empresa, Cecapyme, y yo humilde servidor, estaba presente e intervine diciéndole que en la calle, la gente creía que usted más que presidente de los canarios, era el presidente de los empresarios (no de todos) y usted ante, aquella fantástica audiencia de modestos empresarios (yo calculo más de 40), nos dijo que tenía, en su programa solicitar para las personas físicas, como mínimo, la misma fiscalidad, que Ceuta y Melilla, lo que significa nosotros, los canarios de a pie, vamos a pagar el 50% de los impuestos que pagan los residentes del resto del territorio nacional y las islas Baleares.

En mi opinión, lo que debe hacerse con esa profunda reforma fiscal que pretenden emprender, no es innovar, ya que todas las innovaciones económicas y fiscales que han realizado desde el año 1991 han llevado a un empeoramiento en las condiciones de vida de los canarios, y una continua pérdida de competitividad para las empresas (como lo demuestra el hecho de la importante caída de las exportaciones, entre otro muchos datos).

Recientemente, me tomé la libertad de remitirle el libro Los derechos Históricos fiscales Canarios. Crónica inconclusa de un conflicto, del ilustre letrado Normando Moreno Santana. Para mi, todo un libro de referencia a través del cual podemos entender porqué Canarias creció, porqué Canarias llegó a exportar a lejanos territorios sus productos propios, careciendo de tecnologías o herramientas propias de sociedades más avanzadas.

Debe ser asignatura obligatoria para todos aquellos que tienen responsabilidad política en nuestra tierra el conocimiento de nuestra acervo histórico, el engranaje jurídico de derechos esenciales y ancestrales que lo conforman, y que fueron concebidos para siempre, a perpetuidad, a diferencia del actual REF que debe ser aprobado cada cuatro años (con carácter general) tanto por el estado como por Europa.

Debe ser obligatorio el conocimiento de nuestro acervo histórico para darnos cuenta que desde los propios Reyes Católicos hasta los últimos mandatarios regentes antes de la plena integración de Canarias en la Unión Europea –entonces Comunidad Económica Europea-, concebían que Canarias, para poder tanto subsistir, como para alcanzar niveles de desarrollo, debía dotársela de una fiscalidad drásticamente inferior a la existente en el resto del territorio nacional, y que además esta drástica fiscalidad menor en Canarias debía aplicarse con dos requisitos: general, para todos los residentes en las islas y, permanente.

Y a eso es a lo que debemos aspirar en Canarias, a un Régimen Económico y Fiscal, general y permanente, ya que es la herramienta que compensa los condicionantes estructurales de Canarias: la insularidad y la lejanía.

Debiera también leerse, aprenderse e interiorizar nuestros mandatarios y ojalá volver a aplicarse el artículo 46 del Estatuto de Autonomía, sí, aquel que dice que Canarias goza de un régimen económico fiscal especial, propio de su acervo Histórico y “constitucionalmente” reconocido, basado en la Libertad de Importación y Exportación, la no aplicación de monopolios y en franquicias aduaneras y fiscales sobre el consumo.

Y además sería importante que se sacaran las estadísticas de exportación de Canarias hasta el año 1991, año en el que se cambió el modelo y se dejó de aplicar este artículo y se dejó de tener en cuenta nuestro acervo, y compararlo con las estadísticas de exportación actuales, eliminando el combustible en ambos casos. Veríamos una Canarias comercialmente competitiva, proveedora principal de los países africanos vecinos, además de otros destinos más lejanos.

Dos deseos para concluir Sr. Clavijo: Uno, que ya nos dijo que llevaba en su programa que es la bajada del 50% de los impuestos directos a todas las personas físicas, y el otro, que la profunda reforma fiscal que va a emprender pivoten sobre el artículo 46 del estatuto de Autonomía y de nuestro acervo histórico con carácter general y permanente. De verdad, que verá como crece el bienestar social y la actividad económica. Y seguramente, serán los embajadores los que vengan a verle a usted, estimado presidente.

Un fuerte abrazo.