Cada día se ausentan de su trabajo una media de 41.000 personas en Canarias, 8.000 de ellas sin baja, según un estudio de Randstad. El absentismo justificado e injustificado supone un coste anual de 2.102,8 millones de euros a las empresas canarias.

El absentismo laboral provocó la pérdida de un 4,8% de las horas pactadas en Canarias durante el tercer trimestre de 2017, cinco décimas más respecto al mismo periodo del año pasado. La tasa de absentismo en las islas se mantiene por encima de la media del 4,3% registrada en toda España.

De los 40.711 ocupados canarios que faltaron cada día a su puesto de trabajo, tanto justificada como injustificadamente, 32.558 estaban de baja médica. Otras 8.153 ausencias diarias eran no justificadas por una incapacidad temporal (IT), el equivalente al 1% del total de los ocupados en Canarias. El archipiélago es la comunidad con el porcentaje más bajo de absentismo laboral injustificado, y se mantiene por tanto por debajo de la media del 1,3% nacional.

La tasa de absentismo en el sector servicios de las islas es del 4,9%, frente al 4,4% de media nacional. No obstante, es la región donde menos ausencias no justificadas (1%) se registran en este sector. La media nacional se eleva al 1,3%.

El absentismo en la construcción se sitúa en el 3,4% (3,1% de media nacional). En la industria es del 4,5% (4,4% nacional).