79 empresas abandonaron el Archipiélago canario en el año 2016, frente a 63 que se instalaron en las Islas, generando un saldo negativo de 16 empresas.

Las 63 empresas que se trasladaron a Canarias procedían, principalmente, de Cataluña (19) y Madrid (14), que son también los destinos elegidos por la mayor parte de las 79 compañías que se han ido: 27 a Madrid y 17 a Cataluña.

Canarias mantiene un saldo negativo de 1.130 millones de euros según la facturación de las empresas que se mudan.

A nivel nacional, de las 44.726 sociedades que han cambiado su domicilio en 2016, tan solo el 9% (4.142) lo han hecho fuera de su comunidad.

La cifra de empresas que se mueven de autonomía ha crecido un 11% desde 2013.