El Gobierno autonómico ya ha puesto cifras al denominado Plan de Reactivación Económica de Canarias, que espera ahora su aprobación para su traslado al Parlamento. El presupuesto estimado es de unos 5.700 millones de euros para los próximos cuatro años.

El borrador está pendiente de las aportaciones de agentes sociales, sindicatos y patronales.

El Ejecutivo prevé para este año unos 1.425 millones de gasto y 3.400 millones más hasta 2023, procedentes de fondos europeos y ayudas a la reconstrucción.

El Plan se centra en el refuerzo de servicios sociales, sanidad y educación, y en la recuperación de la actividad económica.

De los 1.425 millones de este año, 440 se destinarán al mantenimiento de los servicios básicos y el refuerzo de las capacidades sanitarias y sociosanitarias. 547 millones irán para actividad económica y 190 para empleo.