El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes los criterios de distribución de los créditos para políticas activas de empleo previstos para el ejercicio 2018. El total para las comunidades autónomas asciende a 71,28 millones de euros, de los que 4,9 millones serán para Canarias.

Este importe se empleará en la ejecución de los servicios y programas de políticas activas de empleo destinadas a financiar la formación profesional para el empleo, incluidos en el eje de Formación.