El parón del negocio turístico por la pandemia ha condenado a unas 450 agencias de viajes de Canarias. Son pymes en su mayoría que no tienen suficientes recursos para superar la pérdida de actividad y de ingresos.

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) advierte de que más de la mitad de estos negocios no sobrevivirá si no se prolongan los ERTE, aunque eso tampoco es garantía.

A 31 de diciembre Canarias tenía 747 locales comerciales de agencias de viajes. La patronal del sector calcula que el parón del turismo aboca al cierre al 60% de ellas.

Es el mismo porcentaje de viajeros que cada año visitan el Archipiélago por medio de estas agencias, alrededor de nueve millones. El 40% de ellos son clientes de pymes.

Una estadística del año pasado calcula que las agencias de viajes de las islas facturaban antes de la crisis algo más de 2.000 millones anuales. Más de la mitad se puede perder ahora con el cierre de estas 450 agencias.