Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 presentados ayer recogen un incremento de 358 millones de euros para Canarias respecto al año pasado, con una ficha financiera que supera los 1.362 millones entre inversión directa, transferencias y fondos de financiación.

A esa cantidad que hay que añadir las subvenciones destinadas al transporte de pasajeros (aéreo y marítimo) y el transporte de mercancías.

El incremento más significativo de la ficha canaria es el de transferencias, que pasa de los 396,2 millones de 2017 a 540,6. Destaca la partida destinada a las obras en carreteras, que aumenta 89 millones. También se incrementa la dotación para infraestructuras educativas vinculada al Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC), que pasa de 10 a 42 millones. La partida del POSEI pasa de 10 a 15 millones.

En cuanto a la inversión directa, son 11,3 millones más que el año pasado, pasando de 270,2 millones a 281,5, aunque se reduce el porcentaje sobre el total regionalizado, que era del 3,1% en 2017 y en los nuevos Presupuestos se queda en el 2,8%.

La inversión en aeropuertos crece de 79,3 a 94,4 millones, pero desciende el gasto en puertos, con 139,1 millones frente a los 147,9 de las cuentas anteriores.