El Consejo de Gobierno acordó ayer incrementar en 31 millones de euros el presupuesto de los programas de empleo y vivienda gracias a la ley de crédito extraordinario.

El aumento de crédito del Instituto Canario de la Vivienda será de 26 millones de euros, que servirán para abonar las solicitudes de ayudas y subvenciones presentadas en anteriores planes de vivienda. Más de 25.080.019 euros se usarán para facilitar el abono de las ayudas pendientes de planes anteriores que no pudieron pagarse al no contar con crédito suficiente.

Por su parte, el Servicio Canario de Empleo dispondrá de 4,8 millones para fomentar la empleabilidad de los residentes canarios en acciones de orientación, ayudas a los autónomos y ayudas que faciliten trabajos fuera del lugar de residencia habitual. Se dedicarán 1,4 millones al programa de Fomento del Empleo Autónomo, mientras que el de Orientación Profesional para el Empleo y Asistencia al Autoempleo recibirá 2,8 millones y el de incentivos a la movilidad y alquiler de empleo 600.000 euros.