La consejera de Educación del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, informó ayer de que el Ministerio del área aceptó su propuesta de ampliar las ayudas para la gratuidad de los libros de texto a todas las etapas educativas.

La intención de Educación era vincular los fondos solo para los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria afectados por la Lomce.

Monzón explicó que el ministro ha aceptado la propuesta, aunque no avanzó la cantidad que correspondería a Canarias de ese total de 24 millones de euros.

Las propuestas del ministro de Educación, según indicó Monzón, trataron sobre la aprobación de un libro blanco para el profesorado, la puesta en marcha de un plan para la mejora de la convivencia y otro para fomentar los hábitos de vida saludable además de evaluar la empleabilidad del mapa de Formación Profesional.