El Consejo General de Empleo aprobó ayer dos convocatorias de subvenciones para inserción laboral: el programa de formación en alternancia con el empleo, por 12 millones de euros, y las ayudas a entidades sin ánimo de lucro para proyectos de itinerarios integrados de inserción laboral de personas en situación de exclusión social.

El programa es una apuesta del Gobierno por la formación con acreditación y con la actividad laboral.

La formación en alternancia con el empleo es un proceso mixto de empleo y formación que permite al trabajador compatibilizar el aprendizaje formal con las prácticas profesionales en el puesto de trabajo. Su objetivo es el de mejorar la empleabilidad de los desempleados y facilitar su inserción laboral.

Los beneficiarios de estos programas son demandantes de empleo con insuficiente cualificación que participarán en proyectos promovidos por entidades públicas y privadas sin ánimo de lucro.

Los proyectos deberán tener como objetivo formativo el certificado de profesionalidad de nivel 1, en competencias clave, además de la formación en idiomas; o un certificado de profesionalidad de nivel 2 e idiomas; o certificado de profesionalidad de nivel 3 e idiomas.