El Servicio Canario de Empleo (SCE) invertirá 111 millones de euros en siete convocatorias para mejorar la cualificación de más de 50.000 desempleados a través de la formación.

La mayoría de esta oferta formativa permitirá obtener un certificado de profesionalidad y, en casi todas las convocatorias, se fija un porcentaje de inserción laboral mínimo entre el 15 y 25% del total de participantes.

La convocatoria de formación dirigida prioritariamente a desempleados cuenta con 33 millones de euros de presupuesto y contempla 1.379 acciones formativas de 251 especialidades distintas, englobadas en 24 familias profesionales. Se priorizan las familias profesionales de Hostelería y Turismo, Comercio, Imagen y Sonido y las especialidades de idiomas. También las orientadas a los Servicios Socioculturales y a la Comunidad.