El Servicio Canario de Empleo publicó ayer la convocatoria de subvenciones para planes de formación dirigidos a trabajadores ocupados, con una dotación de 10,5 millones de euros, 3 más que el año anterior.

Se prevé que haya más de 25.000 participantes, que podrán obtener una certificación oficial de los conocimientos y las habilidades adquiridas en los módulos con validez en todo el territorio nacional.

Las subvenciones irán destinadas a financiar el 100% del coste de los planes de formación que atiendan a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas, así como a las necesidades del mercado.

Solo podrán participar los trabajadores cuyo lugar de trabajo esté ubicado en la Comunidad Autónoma de Canarias, tanto autónomos como por cuenta ajena. Un máximo del 30% y un mínimo del 20% del total podrán ser personas desempleadas.

Entre las desempleadas se priorizará a las de larga duración, jóvenes inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil, mayores de 55 años, participantes del plan Prepara y del programa de Activación para el Empleo, y mujeres víctimas de violencia.

Las entidades interesadas en desarrollar estos planes podrán presentar sus solicitudes entre el 3 y el 21 de septiembre de 2018, ambos inclusive.